Al Igual que todos, yo he ido ampliando mi equipo en la medida de lo posible por diferentes motivos, más litros finales, mejor control de macerado… y otras cuestiones que ahora mismo no vamos a tratar, pero de todas las “mejoras” en mi equipo y que creo debería haber hecho de las primeras fue tener una nevera exclusiva para mis “historias” cerveceras.

Elaborar cerveza durante todo el año

Ya no tendremos una temporada cervecera limitada por la temperatura ambiente, se acabó ajustar las elaboraciones entre octubre y abril/mayo. Si tenemos una nevera con un sencillo termostato podemos elaborar en el momento que queramos, aunque sea pleno agosto y tengamos una temperatura exterior cercana a los 40 grados, en definitiva más lotes en el año, más HomeBrew y más diversión!!.

Salto de calidad en nuestra ALE

Una temperatura controlada de fermentación es algo fundamental para tener resultados consistentes entre elaboraciones, nunca nos quedará igual una cerveza fermentada a distintas temperaturas por mucho que hayamos sido rigurosos en las elaboraciones.

Nuestras levaduras nos agradecerán no sufrir las subidas y bajadas de temperatura de la noche y el día, tendrán una temperatura más lineal de fermentación y por lo tanto lo harán de forma menos estresada.

También podremos jugar con las temperaturas en las distintas fases de la fermentación, por ejemplo, inoculando a 17º, fermentando a 19º, dejando atenuar los últimos días de fermentación a 22º o haciendo descansos de diacetilo.

LAGER, bienvenidas a mi mundo!

Otro punto a tener en cuentas es la posibilidad de elaborar cervezas fermentadas con levaduras LAGER y a sus temperaturas adecuadas. Las levaduras LAGER suelen moverse en un rango de temperatura de fermentación entre los 7º y los 12º dependiendo de la cepa. Si tenemos una nevera podremos afrontar este nuevo reto en nuestro hobby.

Cervezas limpias y cristalinas

El frío es uno de los mejores clarificantes para la cerveza, sin necesidad de añadirle nada a nuestro líquido favorito, con unos días de maduración en secundario en frío (4º-6º) obtendremos un resultado espectacular, también podremos hacerlo directamente en el fermentador primario, bajando la temperatura de la nevera una vez haya concluido la fermentación.

Sacando partido al DryHop y sin trasiegos

Podemos realizar la técnica del DryHop directamente en el fermentador primario, una vez termine la fermentación, podemos añadir el lúpulo diréctamente al fermentador, dejar la temperatura en unos 14º o 15º durante 4 o 5 días para sacarle el máximo aroma posible a nuestro lúpulo, una vez pasados esos días, bajar la temperatura entre los 2º y 5º para permitir que todo el lúpulo decante (si es en pellet) y obtener una cerveza muy potente en aroma, bastante cristalina y sin los riesgos de oxidación que traen los interminables trasiegos.

En definitiva, mucho por no demasiado

Hoy por hoy los electrodomésticos no son caros, pero si tenemos paciencia podemos conseguir una nevera por “4 perras” en el mercado de segunda mano, no hace falta que esté bonita ni que tenga la repisa de los botes de ketchup intacta. También tenemos familiares y amigos que cada X tiempo cambian la nevera por la razón que sea y puede ser un buen momento para estar atento e ir nosotros a llevárnosla antes de que se la lleven los transportistas que traen la nueva nevera a la chatarrería.

Si el espacio es un inconveniente, podemos buscar neveras “bajo encimera”, yo tengo una de estas y me cabe perfectamente el típico cubo fermentador de polipropileno de 30 litros.

Si ponemos como comparativa, la inversión en un enfriador de placas, que difícilmente puede bajar de 100€ de precio, teniendo en cuenta que podríamos usar la técnica de noChill con resultados similares, obtendríamos una nevera de segunda mano que nos aportaría todo lo descrito anteriormente , en mi opinión muchísimas más ventajas ofrece una nevera que un enfriador de placas.

La decisión es tuya (y seguramente más de tu pareja), pero de verdad que si tenéis la posibilidad de haceros con una, vuestras elaboraciones y nivel como homebrewer darán un salto de calidad.

 

2 comentarios en “¿Invirtiendo en equipo? Compra una nevera!!!

  1. Pues muchos de nosotros recurrimos al mercado de segunda mano, la mayoría de las veces hay que desmontar la nevera por dentro o hacerle agujeros o a saber cuantas perrerías más, por lo que una nueva da algo de penita. si tienes paciencia puedes encontrar cosas por 50 Eurillos

Deja un comentario