sierra_nevada_body

Seguimos con los artículos destinados a inspiraros en vuestras recetas para el I Concurso HomeBrewer.es, en esta ocasión os traemos una receta para (intentar) clonar una de las más famosas Pale Ale Americanas en todo el mundo, esta es la Sierra nevada Pale Ale.

¿Cómo es la Sierra Nevada Pale Ale?

Pese a su nombre, desgraciadamente esta cervecera no está en nuestras queridas montañas de Andalucía, es una cervecera afincada en el estado de California en E.E.U.U., la compañía es una de las más potentes y con mayor crecimiento en los últimos años de las denominadas “artesanas” y en parte es gracias a su cerveza estrella Pale Ale.

De apariencia es de color dorado, con una bonita corona de espuma blanquecina persistente que va dibujando los tragos en el vaso, con una ligera neblina pero bastante cristalina. En nariz lo primero que nos llega es el lúpulo, con un caractaer frutal dominado fundamentalmente por los cítricos y muy levemente a malta debajo de toda la potencia del lúpulo.

En boca tiene un cuerpo medio, más maltoso de lo esperado después del aroma, con toques ligeramente dulces a caramelo, pero otra vez dominado por el lúpulo con sus notas cítricas de pomelo, un final medio, algo amargo y buena carbonatación.

Muy bebible aunque tiene 5.6% alcohol y equilibrando muy bien el toque de la malta para sujetar el amargor del lúpulo.

La receta del clon

Sierra Nevada Pale Ale ClonEn este enlace tenéis la receta para clonarla en nuestro editor de recetas, la receta está sacada de la revista BYO del mes de Junio del 2005, y pasamos a detallaros los porqués de cada ingrediente.

Las maltas seleccionadas son pale de dos carreras americanas, que si tenemos disponible utilizaremos, pero como por España no es fácil conseguirla podemos sustituirla por una malta base pálida (Pale o Pale Ale), además de la malta base lleva casi un 10% de malta crystal (caramelo, caramunich II o como cada vendedor de granos quiera llamarla) que es la que le da ese dulzor y nota de caramelo en el sabor y compensa tan bien la potencia de los lúpulos y el amargor, dándole además un buen cuerpo a la cerveza final.

En los lúpulos, para amargor durante 60 minutos utiliza una combinación de las variedades magnum y perle, para terminar con cascade en los últimos 15 minutos y de nuevo al apagar el fuego, dejándolo reposar y sacando todo su aroma  durante el “whirpool” del mosto caliente, lo que le va a dar el caracter fundamentalmente cítrico en sabor y aroma, éste último ayudado por un DryHop de 5 días de nuevo de cascade.

Un macerado simple de 60 minutos a 66º, en el rango medio de temperatura que unido al casi 10% de malta caramelo, nos dará un buen cuerpo para nuestra cerveza final, si utilizamos menos porcentaje de maltas especiales, por ejemplo un 5% sería interesante subir un grado o dos la temperatura de macerado para obtener el mismo cuerpo final en nuestra cerveza.

En la levadura nos sugieren usar la White Labs WLP001 California Ale con una temperatura de fermentación de 20º, pero si no estamos aún preparados para starteres y líos similares con levaduras líquidas, podemos utilizar una seca como por ejemplo la Safale US05, siempre en el rango más bajo de temperatura  para obtener una fermentación lo más limpia posible, yo recomendaría movernos en los 17º-18º para la US05.

¿Debo hacer tal cual la receta?

Puedes hacer la receta tal cual, porque aunque lleven los mismos ingredientes, de un equipo a otro y de la mano de un cervecero a otro hay un mundo y pueden resultar en cervezas completamente distintas. Con la misma cantidad de huevos y patatas no salen dos tortillas españolas iguales hechas por distintas personas (notesé la ausencia de cebolla en esta nota 😉 ).

También puedes hacer ligeras variaciones, en las maltas por querer darle un toque de color algo más claro o más oscuro, más maltoso o menos, o en los lúpulos, sustituyendo las variedades de amargor por lo que tengas disponible en el momento, siempre ajustando las cantidades y teniendo en cuenta los alfa ácidos para llegar a un amargor similar en los mismos tiempos de adición. Puedes sustituir el cascade por otro lúpulo que te guste más, teniendo en cuenta que tiene que ser “Americana”, o combinar el cascade con otro lúpulo con notas menos cítricas para hacer aún más complejo el sabor y aroma.

En definitiva puedes tomar como base esta receta bien contrastada y realizar ligeros cambios para darle “tu toque personal”, si mantenemos la estructura principal de la receta nos quedará una cerveza muy buena, si haces la receta tal cual, también te quedará una cerveza estupenda (o debería).

Animaos con vuestras APA’s para el concurso y comentadnos que estáis planeando, si vais a partir de una receta contrastada, si ya tenéis una receta anterior que ha triunfado entre vuestros amigos o por el contrario queréis romper con la monotonía y os arriesgáis con algo distinto.

2 comentarios en “Sierra Nevada Pale Ale (Clon)

  1. Puedes usar pellets o flor, ajustando las cantidades para obtener los mismos IBUS, el lúpulo en flor se le estima un 10% menos de isomerización de alfa ácidos, el editor te los calcula automáticamente

Deja un comentario