brett-hoppy-sour

 

Llevaba detrás de escribir esta entrada unos meses, pero con el jaleo del trabajo, aunque había hecho hoja de cata de la cerveza, no había tenido hueco para escribirlo. Con mi reciente pasión por los bichos, era hora de hacer un “mix” con otra de mis antiguas pasiones, las cervezas lupuladas potentes de aroma y sabor.

Los “minilotes” ayudan mucho a hacer experimentos y burradas de lúpulo, sin perder mucho tiempo ni dejarte el bolsillo en algo que puede que no sea bebible, o que al menos no sea lo que estaba buscando. Macerar 6 litros, que con el “quick souring” no van a hervir más de 1 minuto, hacen que termine la elaboración en poco más de una hora.

La idea era clara, en los fermentables a lo fácil como casi siempre, 90% pale – 10% carapils, un acidificado rápido como he hecho otras veces,  una vez alcanzada una acidez aceptable, hervido corto y comedido en los IBU, lúpulo citra (que nunca defrauda) en el 15 y KO, Un dryhopping potente de citra ayudado por algo de cascade ya que no me quedaba más citra (11g/l de dryhopping). En la levadura una fermentación 100% Brett Lambicus para aportar un extra de ésteres frutales.

Aquí el enlace a la receta

Pensaba que se había estropeado mi medidor de pH, pues habiendo terminado en 3.4pH el acidificado rápido, cuando medí densidad y pH antes de embotellar, ¡¡¡Me daba una lectura de 3.8pH!!! ¿¿Era posible que el pH subiese en la fermentación??. Después de dar vueltas por internet y preguntar en el grupo de faceboock de Milk The Funk, resulta que las adiciones potentes de lúpulo suben el pH.

Las fermentaciones 100% Brett, aunque son más rapidas (con diferencia) que cuando lo utilizamos en secundario, no suelen ser tan rápidas como una fermentación Sacch, por lo que en esta cerveza me llevó algo más de un mes desde que la elaboré hasta que fué embotellada. Para IPAS o “lupulazos” con levadura sacch, suelo tenerla embotellada, o mejor dicho embarrilada, a las dos semanas.

El log de la elaboración

5 de Febrero de 2017:

Macerado simple y hervido de 1 minuto para esterilizar
pasado a nevera de camping con calentador de acuario y densidad 1.042, ph 4.4
calentador a >30º, añadidas 5 pildoras probióticos swanson lacto. acidophilus (teóricos 20 Bill.)

6 de Febrero

36 horas después pH 3.4, densidad no ha bajado
Hervido 30 minutos y 15 minutos de whirpoll en caliente, a 80 grados pongo tapa y saco a la calle para nochill
densidad 1.050
fermentando a temperatura ambiente de casa

16 de Febrero

Densidad 1.030
Movido fermentador a cámara de fermentación a 20ºC

20 de Febrero

Cámara subida a 22ºC

23 de Febraro

Dry Hopping, sigue a 22º

10 de Marzo

Sacado fermentador a temperatura ambiente garaje

13 de Marzo

Densidad Final 1.004, ph 3.8

14 de Marzo

Embotellada con pastillas de carbonatación

La(s) cata(s)

Lo bueno de no haber podido hacer el artículo hasta ahora, ha sido poder tener dos hojas de cata, una de la primera vez que la caté y otra de hace unos días (que no se si es la última botella o aún queda alguna entre el desastre que tengo por garaje).

Cata del 03/04/2017

Aroma

Muy potente lúplo, cítrico y tropical, melocotón, naranja, leve a grano, ésteres frutales firmes a fruta de hueso, sin presencia láctica en aroma, sin DMS .

Apariencia

Color Dorado, Espuma abundante blanca de burbuja jabonosa, de retención baja y turbidez media

Sabor

Muy lupulado, como en aroma, pero más presencia de cítricos, ayudado por la acidez media, ésteres frutales presentes a fruta de hueso (ciruela?), sin fenoles, la malta es sólo una anécdota, el amargor es medio, medio-bajo, sin presencia de funk, final seco y retrogusto frutal y cítrico, acidez leve.

Sensación en boca

Entrada media, Cuerpo medio-bajo, sin calor alcohólico, sin astringencia, carbonatación media

Impresión General

Lupulada, esterosa, algo ácida, muy muy sabrosa y refrescante por la leve acidez y el amargor contenido, interesante la combinación de la fermentación 100% Brett con tanto lúpulo y un toque ácido.

Cata del 04/07/2017

Aroma

A lúpulo cítrico, tropical y algo resinoso, dulzor leve del grano con notas a pan, Ésteres notables a cereza y frutos del bosque, sin DMS y sin síntomas de oxidación, el aroma a lúpulo ha bajado considerablemente y aún siendo predominante se equlibra más a los ésteres.

Apariencia

Sin cambios, excepto por algo más de retención de espuma

Sabor

A lúpulo, cítrico, algo resinoso, tropical, acidez presente pero suave e integrada, ésteres potentes de nuevo cerezas, leve toque funk, Amargor medio, final seco.

Sensación en boca

Entrada media, Cuerpo medio-bajo, carbonatación alta, sin calor alcohólico, sin astringencia.

Impresión General

Acidez contenida, refrescante, compleja, sabrosa y muy lupulada.

Conclusiones

Según desaparece el lúpulo va apareciendo y desarrollándose el caracter del brett, lo que eran ésteres frutales a ciruela van pasando a la cereza y algo de Funk. Curioso el hecho de notar lúpulo resinoso en aroma y sabor en la última cata y que en la primera no aparezca en las notas.

Creo que el hecho que haya subido el Ph debido al lúpulado ha ayudado (por suerte o por error) a dejar una cerveza muy redonda y súper refrescante. Una cerveza para los amantes del lúpulo y que seguro que los “Haters” de los vinagrillos no le pondrían ninguna pega.

A mi me ha encantado y a algunos compañeros que le he pasado alguna de las pocas botellas que salen de estos minilotes me ha comentado lo mismo.

2 comentarios en “Sour & Brett & Hoppy

Deja un comentario